Formamos un solo cuerpo

un artículo de Laura Beck Millet para Vida en Familia España

 

¿Dónde dice en la Biblia que los jóvenes deben reunirse sólo con jóvenes?
¿Dónde dice en la Biblia que los niños hay que relegarlos a la escuela dominical?
¿Dónde dice en la Biblia que debemos separarnos en castas, sexos o edades?
¿Dónde dice en la Biblia que debemos trasformar nuestros cultos en una parte que es público y otra que son los actores?

No! Mi Biblia habla de un lazo tan estrecho que se equipara a una familia. No hay varón, no hay mujer, no hay joven o anciano, no hay empresario o empleado; no hay edades, no hay sexos, no hay condición económica ni cultural. No hay castas espirituales, sino que somos todos uno, todos reyes, sacerdotes, profetas, maestros... cada uno con sus dones en mayor o menor medida, pero juntos para edificar la iglesia, juntos para ayudarnos y hacernos crecer los unos a los otros.
No nos engañemos, si no somos capaces de estar juntos y tener comunión jóvenes, ancianos, niños, solteros, casados... no estamos andando en la luz. Recordemos esto: SE NOS CONOCERÁ POR NUESTRO AMOR

Amor no sólo entre nuestros iguales, sino amor justamente con aquellos con quienes nos diferenciamos en edad, cultura, clase social... Por eso nosotros luchamos para trabajar todos unidos, de diferentes iglesias, edades, condición, dones, colores, culturas...Y LO SEGUIREMOS HACIENDO.

Esperamos que muchos abráis los ojos y entendáis que las cosas pueden ser diferentes de lo que han sido hasta ahora.

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Vida en Familia España

Página creada por Vida en Familia

Llamar

E-mail